16 de julio de 2015

La iglesia santa y pecadora de todos los días



 En el libro, “La Iglesia Santa y Pecadora de Todos los Días”, aparecen estas  significativas  expresiones para la Iglesia Santa:


“La Iglesia que yo  amo
es la Iglesia solidaria y humana
que me mostró el Cardenal Silva.
La Iglesia del padre Gumucio
inspirador de este poema.
La Iglesia del padre Berríos
sacerdote consecuente y ejemplar
la del padre Aldunate
lleno de coraje y humanidad  
la de monseñor Enrique Alvear
de monseñor Hourton y Ariztía.  
La Iglesia de monseñor Valech  
de Mariano Puga y André Jarlan.  
La de los mártires  
que entregaron su vida
por mostrarnos a Jesús
el Salvador de la humanidad.
La Iglesia educadora
en los valores cristianos.
La Iglesia a la que pertenecen
miles y miles de laicos
y religiosos que procuran
día a día construir
la civilización del amor
con fe y ternura
sin mayor recompensa
que sentirse útiles
al servicio de Dios y sus creaturas
¡todos los días!
Pero también tengo duras expresiones para la Iglesia Pecadora cuando digo.
“Escandalizan a esos pequeños  
algunos de los cuales
se iniciaban en su vocación religiosa  
la truncan y la destruyen mediante  
sus depravaciones y deseos incontrolados
pasan por encima de todos sus juramentos  
voluntariamente aceptados.
Antes que nada está la satisfacción
de sus apetitos sexuales desenfrenados.   
Provocan suicidios
dañan psicológicamente  
a esos inocentes niños
y también a sus familias  
creyendo quizás
que se les perdonarán
todas sus fechorías
por el Dios eterno de la misericordia
¡de todos los días!”

13 de julio de 2015

6 de julio de 2015

2 de julio de 2015

29 de junio de 2015

27 de junio de 2015

6 de abril de 2015

Le petit prince

17 de marzo de 2015

20 de enero de 2015

A veces no nos damos cuenta que la vida dura cinco minutos.